>

Pedro Rosón, Jefe de servicio de Aparato digestivo en Hospital Xanit Vithas Internacional

Pedro Rosón: «Si se diagnostica pronto el cáncer de colon se cura en un 90% de los casos»

«El preparativo de la colonoscopia es molesto, pero luego el paciente no se entera y le puede salvar de tener un tumor», afirma

/ Salvador Salas
Ana Barreales

«Los problemas del aparato digestivo si se cogen a tiempo suelen tener fácil solución», afirma Pedro Rosón, jefe del servicio de digestivo del Hospital Vithas Xanit Internacional. Someterse a las pruebas de cribado de cáncer de colon, alimentarse de forma saludable sin obsesionarse y acudir al médico sin demora ante cualquier cambio son sus recomendaciones  de especialista.

-¿Cómo influye la herencia en el cáncer de colon?

-El cáncer de colon es el tercer tumor más frecuente y si se detecta a tiempo se puede curar en más del 90 por ciento de los casos, pero curar de curar. Por eso es crucial  concienciar a la gente de que tiene que hacerse revisiones sin dejarlo, porque si lo diagnosticamos a tiempo vamos a poder curarlo y si lo cogemos avanzado, no.

-Los pólipos de hoy son los tumores de mañana ¿Qué revisiones habría que hacerse?  

-Eso funciona así. Un bulto pequeñito tiene un cierto riesgo de empezar a crecer. Pasará de ser un tumor benigno a ser un tumor benigno grande y luego un tumor maligno. Y eso nos da muchos años de seguimiento. En Andalucía y en España hay un programa de cribado de cáncer de colon, que consiste en un prueba de sangre oculta en heces a partir de los 50, aunque no haya habido casos en la familia. Y luego, dependiendo de los antecedentes, teniendo en cuenta que los más peligrosos son los de primer grado por arriba o por abajo. Si tus padres, tus hijos o tus hermanos han tenido un cáncer de colon o un adenoma avanzado, que es un casi cáncer de colon,  ya habría que hacerse otro tipo de revisiones. Para el cribado mandan a casa una citación por carta y solo hay que tomar una muestra de heces, que se hace súper rápido, no es nada molesto y con eso se puede salvar la vida así, directamente, porque el cáncer de colon primero hace microsangrados que no se ven a simple vista, por eso la prueba se llama detección de sangre oculta en heces. Y si se tienen antecedentes de primer grado hay que ir a la consulta de digestivo y preguntar, porque dependiendo de si has tenido uno o dos y la edad a la que se diagnosticaron hay que empezar con las colonoscopias, normalmente a partir de los 40 años.

-Se le tiene mucho miedo a la colonoscopia, pero tampoco es para tanto, ¿no?

-Hoy en día, en casi todos los centros públicos y privados, se hace con el paciente sedado, dormido, como cuando te acuestas por la noche. La diferencia entre la sedación y la anestesia general es que el paciente respira por sí mismo, no hay que engancharlo a una máquina, pero el paciente no se entera de nada. El preparativo en sí es un poco desagradable y el día antes hay que tomarse una medicación para dejar el colon limpio y que no haya heces. Eso es lo único molesto. Da mucha diarrea, muchos retortijones, pero ya una vez que te lo has tomado y vas al hospital, como yo les digo a mis pacientes, ya es todo cuesta abajo. Ya te explican lo que te va a pasar, te preparan y no te enteras de nada.  Igual hay que hacerla tres o cuatro veces en tu vida, no más, pero  a lo mejor te puede salvar de tener un cáncer de colon.

-¿Qué estilo de vida hay que seguir para prevenirlo?

-Los andaluces lo tenemos muy fácil: la dieta mediterránea, que es la que se supone que hacemos todavía nosotros, mantenerse en un peso correcto y no fumar, que va mal para todos los cánceres, sobre todo el de pulmón. Y luego hacer las revisiones cuando te toquen. Y si hay antecedentes en la familia estar mucho más atento, porque es una enfermedad casi hereditaria. Si un paciente no tiene ningún antecedente digamos que tiene un riesgo de uno; si su padre ha tenido un cáncer de colon tiene un riesgo de dos y medio, y así va subiendo conforme aumentan los antecedentes familiares de primer y segundo grado. Estas personas tienen que tener mucho más en la cabeza cuándo se tienen que hacer una colonoscopia.

-Está a la vanguardia en técnicas endoscópicas tanto de diagnóstico como de intervención: ¿Qué avances hay en este campo?

-Los especialistas en digestivo estamos trabajando ahora en lo que se llama ‘el tercer espacio’. El ‘primer espacio’ sería el estómago por dentro visto a través de un tubo (una gastroscopia), el ‘segundo espacio’ sería lo que hacen los cirujanos, que te abren la barriga y ven el estómago, y hay un espacio intermedio entre uno y otro que es donde estamos empezando a hacer técnicas avanzadas. Esto nos permite quitar tumores de estómago, de esófago o de colon superficiales, que ya son cánceres como tal, pero que no han profundizado mucho en las capas del intestino y no hay riesgo que den metástasis. Antiguamente había que extirpar el órgano o parte de él, y ahora los podemos operar por endoscopia y directamente quitamos el tumor. Hemos avanzado también en el tratamiento de enfermedades esofágicas, como la acalasia, un trastorno que hace que los pacientes no puedan tragar bien porque no se les abre la unión entre el estómago y esófago. Antes se les intervenía por laparoscopia, con una técnica más agresiva para el paciente, porque había que cortar el esófago. Y hoy en día lo podemos hacer por endoscopia. También  podemos quitar tumores como los divertículos de esófago… En fin, hay una serie de técnicas un poco mixtas entre la endoscopia tradicional y la cirugía convencional que permiten que solamente quitemos el tumor y el órgano se queda como estaba. Para los pacientes eso tiene menos riesgo y la recuperación es muchísimo más rápida. Un paciente que le extirpamos por disección un pólipo de colon se va en 24 horas a su casa,  no tiene que pasar por la UCI y, además, como no lo tocamos, el colon se queda intacto.

-Si tuviera que dar dos consejos sobre el aparato digestivo...

-Hacer el cribado de cáncer de colon es crucial, porque es un tumor que si lo cogemos a tiempo lo vamos a curar, no hay que ser cicatero para ir al médico. A los de digestivo nos interesan los cambios. Un paciente con diarrea desde hace 26 años que de repente se estriñe o al revés. Eso son cosas de consultar. Y, sobre todo, si se notan algo raro, como que tragan peor o con un dolor de estómago raro... que se miren, que no se dejen, porque son cosas que si se cogen a tiempo se arreglan fácil. Y luego, pues una dieta lo más sana posible sin volverse loco. Tampoco es eso de no comer nada que esté procesado, pero sí hay que intentar hacerlo lo mejor que se pueda.

Más entrevistas de Salud es Más >>

Patrocina

Iniciativa de
Diario SUR